domingo, 14 de octubre de 2012

Kona 2012. Un mal día, lesionado: DNF

Supongo que venir lesionado a la prueba de larga distancia en triatlón con más nivel del mundo no es la mejor idea, pero una vez que has sacrificado todo el año para clasificarte y estás en fechas en las que no puedes dejar de entrenar, lo único que te queda es hacer malabarismos con el entrenamiento y desear que la base de todo el año te sustente. No ha sido así, pasada la natación, en la que me he sentido muy cómodo, nada más montarme en la bici, he sabido que iba a ser un día de esos en los que odias la bici, un día de esos en los que "no vas ni para atrás". Hay veces que empiezo mal y me voy entonando, pero no ha sido el caso hoy y ha tocado luchar contra el viento, las malas sensaciones y la falta de fuerza durante casi 5h. No voy a decir que no me apetecía retirarme ya en la bici, ha sido un suplicio constante, sin referencias y totalmente solitaria, pero qué menos que intentarlo corriendo. Más de 6 semanas con problemas en el tendón de aquiles, haciendo encaje de bolillos, corriendo en el agua, elíptica, alguna carrera a 4'30 (más imposible), pero una maratón, 42Km, no son ninguna broma, y no se puede venir con los deberes a medio hacer. No ha dejado de dolerme en ningún momento y, al contrario que en Menorca, donde me dejó correr, el dolor iba a más. En el Km 24 aproximadamente, viendo que no remontaba y que me arriesgaba a una lesión seria, he decidido, muy disgustado (aún lo estoy), retirarme. No creo que me compensara pegarme medio año lesionado por un puesto que ya hice aquí hace tres años con muchísimos problemas. Tengo una cuenta pendiente con la isla.

Ahora mismo, salvo para unos cuantos que puedan haberse jugado todo a una carta sin resultado, sea o no por mala suerte, es difícil ponerse en la piel de uno. Todo el año enfocado a esto, sin hacer lo que realmente me apetecía hacer, para lesionarme de manera un tanto estúpida a la hora de la verdad y fastidiar la preparación (la "triste" bici que he hecho hoy la achaco a un mal día, pero bien pudiera ser consecuencia de una preparación que se ha visto condicionada y perjudicada por la lesión). Lamentarse no sirve de nada y esta "mala leche" que se empeña en invadirle a uno dará paso a un periodo de reflexión, a un aprendizaje y, tras un descanso y rehabilitación del tendón necesarios, una vuelta al camino, al trabajo y al compromiso. Sigo mejorando (aunque hoy no se viera) y sigo aprendiendo, por lo que puedo seguir mejorando. El año que viene me prepararé para darme a mí mismo la revancha.

Gracias a todos los que me habéis apoyado (aunque algunas expectativas fueran excesivas), que nadie piense que no sirve de motivación o que pasa desapercibido porque no puedo contestar cada mensaje uno por uno. Gracias en particular a Nayra, Michael y Nuria por hacer el esfuerzo economico de venir hasta aquí conmigo y el aún mayor esfuerzo de aguantarme. Gracias también a mis patrocinadores, intentaré volver al nivel que estas marcas tienen para corresponder a tan necesaria y valiosa ayuda. Enhorabuena a los que si pudieron terminar hoy y a los que lo intentaron hasta que no pudo ser, en particular a Eneko Llanos y Alejandro Santamaría, que tuvieron también un día poco afortunado y que tendrán que volver a por lo que merecen en esta isla. Un saludo a todos y gracias otra vez.