miércoles, 1 de febrero de 2012

Artículos de la revista Triatlón: Tramposos.

Publicaré en este blog, de vez en cuando, los artículos que han ido saliendo en la revista Triatlón, por si alguien, que en su momento no pudo leerlos, pudiera estar interesado.

Siempre he pensado que los deportes de fondo son una metáfora perfecta de la vida. No se trata de ganar carreras, se trata de considerar llegar a tus metas en la vida a través del esfuerzo, del sacrificio, de la constancia, de levantarse tras caer. Cuando me comentan que “fulanito” ha dejado los estudios para entrenar, no es que lo apruebe ni que me parezca la mejor idea. Íntimamente pienso que si ha tenido o tiene los arrestos para mantener una disciplina espartana mañana y tarde, 7 días a la semana, 11 meses al año, para romper sus límites, para resurgir tras cada fracaso (trabajando esa tolerancia a la frustración tan útil para la vida), para conocer sus limitaciones, entrenarlas y sacar partido a sus virtudes, etc. Muy mal no le va a ir cuando “ingrese en la vida real”: sabrá arreglárselas.

En parte, el deporte es eso, y es un activo muy valioso que nos da unas herramientas excelentes para el resto de aspectos de la vida. Todo eso sin hablar de la salud, de los innumerables beneficios que tiene la práctica del deporte por sí mismo y por los buenos hábitos que ayuda a adquirir; sin hablar de la dimensión social del deporte. Resumiendo, al deporte, como forma de vida o como parte de la vida cotidiana, sólo le veo ventajas.


Aparte de lo que es justo, me preocupa qué valores puede transmitir el deporte

Ya he expresado públicamente más de una vez que en este país no se lucha contra el dopaje como es debido. No creo necesario ahondar en esto con ejemplos como el de Bezabeh. La opinión que se tiene fuera de nuestras fronteras sobre la tolerancia con el dopaje está justificada, nos guste o no, a raíz de lo (poco) que las autoridades hacen contra el doping. No digo con esto que nosotros como deportistas (y en general, todos como españoles) nos merezcamos esa opinión, aunque nos toque cargar con ella.

Un cuerpo que ha sido dopado mantiene una ventaja ilícita sobre los demás aun cuando ya no esté siendo dopado (pues ha podido entrenar de una manera que, de forma natural hubiera sido imposible, produciendo unas adaptaciones estructurales no naturales que siempre persistirán en el individuo), sin embargo, aun cuando lo justo sería que nadie participara con una ventaja ilícita, se entiende que todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad, que en mi opinión ésta podría ser a los cuatro años en vez de a los dos.

Lo que es indudable es que hay que perseguir la trampa y castigarla. No tiene ningún sentido que nuestro deporte termine convirtiéndose en el purgatorio temporal de aquellos tramposos que no aceptaban ni cumplían su sanción, en un ejemplo sangrante de impunidad.

Recientemente la FETri ha tomado medidas para que deportistas sancionados por dopaje en otros deportes no puedan competir en el nuestro. Me parece una medida acertadísima, con la que además, como colectivo, damos ejemplo. Por eso medidas como ésta me parece que están en el camino adecuado (aunque sea un camino en el que quedan más cosas por hacer).

Para mí el tema del dopaje tiene que ver más con la ética que con la salud, con esos valores que debe tener el deporte. O sea, se trata de una cuestión de principios. Es importante que el deporte siga enseñando a trabajar por lo que queremos, que nos enseñe a mejorar nuestras debilidades, a aceptar nuestras pequeñas decepciones, a relacionarnos con los demás de igual a igual con lo que la naturaleza y nuestro trabajo nos ha dado, a ver que la trampa o los atajos no tienen cabida, que no todo vale.

Publicado en en número 2 de la revista Triatlón (website www.eltriatleta.es)

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen artículo Clemente, te envío un gran abrazo, Juan (ex-pupilo) desde Argentina

Balti dijo...

Estoy contigo, la decisión de la fetri de no admitir a gente sancionada por haberse dopado, no cabe en en el tri, es una decision acertadisima

Balti dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CARLOS E. dijo...

Totalmente de acuerdo

Alberto Bravo dijo...

Tenía pensado escribir algo parecido en mi blog, sobre todo respecto al dopaje y la merecida percepción que, desde mi humilde opinión, se tiene en el exterior, pero poco se puede añadir a tu entrada.

Un saludo

Tania dijo...

También me parece muy acertada la decisión.

Pedro dijo...

Clemente, aunque estoy de acuerdo con tu artículo, me asalta una duda ¿Podríamos hablar tan alto de la limpieza del triatlón si se hicieran los mismos controles y el mismo seguimiento que en el ciclismo? Lo dudo. El triatlón no mueve el dinero del ciclismo, pero tampoco el atletismo y también tiene mucho dopaje. Yo creo que la sanción se debe ampliar a no permitir tener una licencida deportiva en 2 años pero querer ver en eso una limpieza del triatlón me parece muy aventurado. Desconfío de los triatletas lo mismo que de los ciclistas, pero claro yo en triatlón no paso controles y en ciclismo sí los pasaba, así es fácil hablar.

Jose Brehcist dijo...

Me ha impactado esta afirmación
"pues ha podido entrenar de una manera que, de forma natural hubiera sido imposible, produciendo unas adaptaciones estructurales no naturales que siempre persistirán en el individuo"
aun siendo lógica, no me había planteado esta realidad y la ventaja que conlleva.
Saludos

Clemente Alonso McKernan dijo...

Amigo Pedro, he vuelto ha leer el post, pues hace tiempo que lo escribí y me puede fallar la memoria. No he conseguido ver dónde hablo yo del ciclismo, no he conseguido ver dónde pongo yo que el triatlón es 100% limpio. Se sale usted del tema en cuestión y se va a otro distinto. Tramposos hay en todas partes, triatlón incluído; dicho esto, de lo que pueda haber en triatlón a lo que hemos visto y constatado que hay en otros deportes (puede decir ciclismo ahora si quiere, aunque yo creo que es un problema generalizado que atañe más a la ética en general que ningún deporte en particular) hay un trecho. Usted no ha pasado controles en triatlón, yo sí y no sé que tendrá eso que ver para decir si es fácil hablar del tema o no (sinceramente, esa última frase suya no la entiendo muy bien), pero acláreme una cosa: ¿cuántos en la Operación Puerto dieron positivo? ¿Es Vd de esos que dicen que dopado es quien da positivo? De ser así tramposo sólo sería aquel al que le pillan. A mí este tema me revienta porque, no sólo me he visto perjudicado por tramposos (y seguramente me vuelva a pasar), sino que encima al generalizar me meten a mí en la misma saca. Dicho todo esto, saliéndonos del tema en cuestión, por favor, dígame dónde digo yo que esa medida implique la limpieza del triatlón cuando de lo único de lo que hablo es de la medida, porque, decir cosas sin argumentar y salir por los cerros de Úbeda, así sí es fácil hablar, pero no es correcto. Yo creo que me mojo bastante donde otros callan, con nombre y apellidos, a ver si no se me mete en guerras en que no me meto yo por no saber leer lo que está escrito y claro, ¿le parece?

A los demás muchas gracias por los comentarios. Salud!

Clemente Alonso McKernan dijo...

José, perdona, escribíamos a la vez. Por desgracia sí es así, por lo que alguno que pide sanciones a perpetuidad se carga algo de razón. Yo sigo pensando que todo el mundo tiene derecho a equivocarse. El deporte no deja de ser cómo cualquier otro ámbito (peor cuanto más dinero hay en juego), con gente que actúa conforme a la ética y otros para los que todo vale, la diferencia es que algunas figuras del deporte constituyen un ejemplo para los más jóvenes, para lo que será la sociedad en unos años. La lucha contra el doping debiera hacerse en condiciones, no sólo de cara a la galería (en eso, España es de lo peor en lo que a países desarrollados se refiere). Gracias por el comentario, te "linko" en el blogroll. Salud

Joaquin Macia dijo...

no se cuanto puede costar un control antidoping,creo que las federaciones deberian hacer uno al año(igual me equivoco y uno no sirve de nada) antes de que cualquier triatleta se federase,tampoco estaria mal hacer tres o cuatro controles sorpresa al año en cualquier tri y no solo a la elite,creo que en grupos esta la cosa aun peor.

saludos
trijoal.blogspot.com

tonicendon dijo...

Gracias por mostrarnos el artículo de la revista Triatlón, ahora no suelo comprar muchas revistas y no sabía que escribieras artículos en ésta.
Ética y principios son atributos humanos, el dinero , el poder, la fama también; conseguir los segundos sin apartarse nada ni en ningún momento de los primeros supongo que será difícil, pero tú lo has dicho en tu primer párrafo, que no tiene desperdicio, lo que es y lo que conlleva el deporte en su verdadera esencia; por lo tanto un deportista sea profesional o no, si se dopa deja de serlo para convertirse en un negociante que utiliza la trampa y el engaño para conseguir beneficios en su negocio. El que se dopa conscientemente ha elegido el lado de los tramposos y no el de los deportistas en el sentido literal de las dos palabras y para mi queda desterrado del mundo de los deportistas aunque sea el más rápido o fuerte aún sin doparse.
Vemos todos los días y en todos los ámbitos que para conseguir poder , dinero etc. vale todo y supongo que dentro del deporte profesional los tramposos y los que desde arriba lo permiten o no lo evitan con el fin de así poder deslumbrar al pueblo sediento del dorado metal, lo que hacen es robar el dinero ,la fama y el poder a los que juegan limpio y a su vez engañar a los creyentes.
Aplaudo cualquier medida que ponga difícil el engaño y sea en pos de la honradez, venga de quien venga y se aplique donde se aplique , creo que el deporte en un país es el reflejo de la política y de la forma de actuar y de ser de la gente de ese país y aunque pueda ser que en todos o en casi todos se cuezan habas, en el nuestro apesta el olor que sale de la cocina.
Perdona por el rollo y lo extenso del comentario y que no dice nada que no se sepa o intuya, si no lo publicas lo entiendo.
P.D. Me ha encantado el comentario de contestación a Pedro.

Lorenzo del Pozo dijo...

Nada de lo humano nos es ajeno.....
Un saludo

Clemente Alonso McKernan dijo...

Hola otra vez y gracias por los comentarios.

Joaquín, los controles no son tan baratos, pero si podrían hacerse un poco mejor y coordinarse con otros países para hacerlos fuera de temporada.

Capitán, qué quiere que le diga, donde manda patrón...

Lorenzo, tirando de refranero otra vez, en todos los sitios cuecen...

Salud!

Pedro dijo...

Amigo Clemente, si le he metido en guerras en las que usted no se mete, le pido disculpas. No era mi intención.
A pesar de lo cual no cambia mi opinión. Estoy de acuerdo en que la medida es buena, pero sigo sin estar de acuerdo en que el colectivo del triatlón de ejemplo con esa medida. Además me sigue preocupando que constantemente salga este tema en foros, revistas y blogs.
A mí también me ha encantado su comentario de contestación, pero no estoy de acuerdo, para eso están los comentarios ¿No?

Clemente Alonso McKernan dijo...

Ok, amigo Pedro, mientras yo sólo diga lo que digo, perfecto. No estamos de acuerdo con la medida. Yo sobre todo quiero que quien hace trampas lo pague sin hacer deporte de competición, sea cual sea éste. Gracias por su comentario, un saludo.

ALEJANDRO dijo...

Enhorabuena Clemente, demuestras ser todo un caballero dentro y fuera de la competición. Y en lo referente al artículo no hay ningún pero que poner. Saludos