viernes, 31 de julio de 2009

Fijarse en las cosas

Voy tarde a todas partes, y eso que voy con prisas (sigo llegando algo tarde, aunque no tanto como “píter”). En épocas de mucha carga de entreno, me he dado cuenta de que me resulta más fácil ponerme de mal humor y seguir empecinado (y prácticamente obsesionado) con seguir haciendo lo que, por abusar, me empieza a poner de mal humor. Los de Orange me timan y me endosan una factura 7 veces mayor de lo normal que no tendré más remedio que pagar, porque el pequeño individuo no tiene nada que hacer contra las grandes empresas, y estaré disgustado a ratos por eso, hasta que recuerde que se trata sólo de dinero. Y me ocurrirá lo mismo, mientras voy en bici, después de que varios conductores me pasen a milímetros a 150Km/h y, encima, alguno de ellos me insulte (intentaré tener tiempo para replicar con un "¡Que pasé Vd. un buen dia, señor!" como bien indica el Gran Doval), y tardaré un rato en darme cuenta de que no te puedes enfadar con ciego porque no te ve, con un sordo porque no te oye, ni con un imbécil por ser así. Seguiré, azorado, aún teniendo tiempo de sobra para tener una palabra amable con quien se cruce por mi camino, seguiré, digo, con mi rutina diaria como si estuviera enajenado (etimológicamente hablando). Veré mil programas estúpidos por la tele antes de ponerme a leer un rato o escuchar un buen disco, haciéndome más idiota a cada instante (entrenando mi idiotez, que también se me da bien), y me excusaré a mí mismo diciendo que estoy cansado de entrenar o que estoy descansando y me apetece hacerlo todo, por eso, más fácil. Me podrá doler el estómago algunas noches, como cuando estudiaba tantas horas por la noche y abusaba del café, y olvidaré la posibilidad de contemplar la belleza por un rato (o precisamente me dolerá más el estómago por eso). Echaré de menos a alguien con pesar, en vez de sentir tener la suerte de poder echar a alguien en falta, de ser capaz de albergar ciertos sentimientos que me alejan de ser el autómata como el que me comporto muchos dias en los que no recuerdo, o no comprendo, la suerte que tengo de que las cosas sean como son, aunque otros piensen que podrían estar mejor.

Quizá tenga la suerte, en algún momento inspirado que otro, de darme cuenta de que se me olvida fijarme un poco en cómo son las cosas (sobre todo las pequeñas cosas que podría decir DD –al que, aunque no deje comentarios por vago, leo-), fijarme en las cosas que creo que merecen la pena, aunque exista la posibilidad remota de que sean una ilusión, y hacerme un poco el loco con aquellas que no la merecen tanto, por si me da “la loca” de pensar que son importantes. Quizá tenga esa suerte, como la acabo de tener hace unos minutos, aunque luego se me pase, como me ocurrirá de aquí a un rato, como quizá me está ocurriendo ya...


Por eso:




Venga, hecho ya el chiste, ahora en serio:

18 comentarios:

davidiego dijo...

aprovecha el momento!

stani dijo...

Acho! no es por nada pero parece que tienes una hormigonera en la cabeza, jejeje. olé.

JP dijo...

Hola Clemente:

No sabías quien eras, hasta que este año acudí a Half challenge de Barcelona, e investigué por internet sobre tí y tu trayectoria profesional. Simplemente darte mi apoyo, y no pierdas nunca la ilusión en el entreno del día a día, se que son muchas horas entrenando solo, y a veces termina convirtiedose en un obligación de la cual no se disfruta.

Muchos animos,y quisiera invitarte a que conocieras a un todo un personaje que se llama Alex Marvel, es un conferencista motivacional y experto en comunicación, y que llevas mas de 10 años investigando el desarrollo humano. Su página Web es alexmarvel.com, y tienes varios videos colgados en youtube. Para tiempos de desanimo esta muy bien, porque te pone las pilas.

Furacán dijo...

Siempre hay cosas que merecen la pena, el resto como decimos por aquí "éche o que hai".
Creo que todos tenemos nuestros momentos autómatas, pero darse cuenta de ello ya es una gran cosa. En fin, no hay más que ver a nuestro alrededor, cuantas de las cosas que hace la gente es porque quiere hacerlas realmente o simplememnte porque si?

Ramón Doval dijo...

¡Vaya forma de lucirse todos los componentes de la banda, doc! (...y Julie Andrews, que tiene mucho morbo). También te recomiendo la versión de Al Jarreau, con la gran soprano lírica Kathleen Battle. Ambas en directo, para disfrutar con un buen whisky "sin" en la oscuridad del local. Gracias por la mención, pero el "gran Doval", mi abuelo, nos dejó hace tiempo. A ver si cuando vayan quedando menos incertidumbres encuentras la paz que tanto anhelas (si seré cursi, cojones).

Atalanta dijo...

A veces me sorprendes cuando te pones a escribir reflexiones por las que yo transito muy a menudo y muy cercano. Algunos amigos me dicen que le doy demasiadas vueltas a la cabeza, que soy muy "sentido" pero supongo que es algo que no se puede evitar e incluso me ayuda, aunque no necesite más que una especie de guía para ordenar "el tinglado" que tú mencionabas.
Pues, nada, tú lo has dicho mejor que nadie, a fijarse y a disfrutar...y que tenga usted un buen día, Sr. Alonso.
Oye, como andes por aquí, para otra vez no te pierdes el descenso del Águeda.

el chulo dijo...

;-)

tonicendon dijo...

Ser o tener , no tenemos dinero por que nos lo quitan los políticos , o quienes se lo permiten los políticos , a veces un conductor irrespetuoso o cualquier mandril que se cruza con nosotros nos quita el buen humor durante un tiempo, hasta que dejas de pensar en ello para que no te robe mas tiempo de buen humor y entonces piensas que lo único importante es lo que eres y no lo que tienes y de lo que eres solo tú tienes la culpa , merito o responsabilidad por lo tanto si a pesar de nuestros grandes y numerosos defectos podemos estar mas o menos orgullosos o si no satisfechos con nosotros mismos lo demás es secundario.
Clemente, puedes estar orgulloso de quien eres y por lo tanto pasar un buen día, que no te lo arruine nadie.

chus dijo...

Hola Clemente!
te mandé un e mail relacionado con el Half de Calella, te llegó?
saludos!
Chus.

Clemente Alonso McKernan dijo...

Hola a todos y gracias por los comentarios,

DD, susordenes! Embrún a la vuelta de la esquina... ¡qué nervios!! Procura no bajar como armstrong el dia que beloki se piñó (¿te llevarías una de descenso?)

Stani, lo que tengo es hormigón dentro.

JP, gracias por el apunte, pero no soy mucho de motivadores que no sean yo mismo, pero le echaré un vistazo ya que me lo dices.

Furacán, no sé, yo sólo sé que quiero tener superpoderes como Furacán, compitiendo todos los fines de semana.

Ramón, lo de morbo va por Victor o por Victoria, "machote" ;). Pues tú eres el Gran Doval III (leáse "tercero").

Joer, Abel, no veas la envidia que me habéis dado con el descenso del Agueda. Avisad la próxima!!

Chulo, ¿tú también, "Victor o Victoria"? ¿o es otro tipo de guiño?

Toni "Navigare necesse", no te digo más, y tú eres Capitán

Chus, no me llegó, lo siento.

Salud!!

Juankir dijo...

son días para leer Las cenizas de Ángela, muy apropiado

p.d. a mí tb me gusta el primer video jeje

Ramón Doval dijo...

Una noche loca con Mary Poppins tiene que ser la leche...

Ruth dijo...

totalmente de acuerdo.

Anónimo dijo...

Hola Clemente,
¿no crees que una prueba llana como Hawaii, en la que prima la potencia y aerodinámica del triathleta debería entrenarse en un sitio más específico?. He tenido la suerte de entrenar en Gran Canaria y, aunque me parece un lugar idílico para la bicicleta, creo que no es el lugar más apropiado para entrenar una prueba como Hawaii.
No obstante, mucha suerte en tu andadura.
Roberto

Emilio dijo...

Genial Clemente. Muchas veces cuesta tanto parar un momento y ver donde y como estamos que cuando lo haces te das cuenta de muchas cosas. Lo dicho genial tio

AÍDA GIL dijo...

Vamos!!!!

Para seguirlo en directo desde Kona:

http://ironman.com/events/ironman/worldchampionship?show=tracker&rid=261&year=2009&race=%2Fevents%2Fironman%2Fworldchampionship%2F&athlete=75

ruth dijo...

¿Sabes lo que deduzco de tu post?Lo qu eya sabia: que sabes aprovechar la vida.
Cada pequeño momento, por sencillo que parezca, puede ser el más maravilloso.

Ferroman dijo...

Tío,lo que hiciste ayer sencillamente es para quitarse el sombrero.Me imagino que te lo pasarías fenomenal disfrutando ir en compañía de todos esos grandes de la larga distancia, y luego rematándolos en la maratón.
Aunque ya lo eras para algunos,ahora te has consagrado como un grande.
Enhorabuena Clemen¡¡¡¡¡¡¡Estoy impaciento de ver el post contándonos la aventura Hawaiiana