jueves, 26 de febrero de 2009

42195m. Tin Man, la desconexión temporal y la otra mirada de los mil metros.



























Llevaba ya unos años con ganas de correr una maratón. De hecho estaba inscrito para correr en Donosti en 2005, recién llegado de Nueva Zelanda, pero perdí el avión en Londres y tuve que coger otro con destino a Granada, a casa de mi hermano. Mi maratón tendría que esperar.



Empecé a entrenar este año, tras tanto achaque y sedentarismo, después del puente de la constitución por orden expresa de mi cardióloga y al poco comencé a tomar el antiarrítmico que tomo actualmente a dosis muy pequeñas (flecainida). A finales de diciembre corrí la San Silvestre, haciendo de sparring, donde me vi francamente bien para llevar poco menos de tres semanas luchando por bajar unos kiletes. Se me calentó la cabeza y me pareció buena idea poner a prueba este antiarrítmico con una maratón, que supone bastante menos entrenamiento que un IM, como los dos para los que estaba inscrito el año pasado y que no pude correr en última instancia,después de haber machacado, por culpa de mis arritmias. Consulté fechas y me decidí por Sevilla; además de ser plana y del clima benévolo, sería campeonato de España y habría más grupetes intermedios, para evitar correr solo.

No voy a hablar mucho de los entrenamientos, que dos meses y medio no dan para mucho. Fui subiendo volúmenes e incluso hice un ciclo de impacto de volumen extensivo, por puro gusto y que no me sirvió de mucho más que para darme el capricho y reventarme un poco más de la cuenta. Aparte de rodar a 4’30 oyendo música, 2 ritmos, 2 umbrales y dos dias de cuestas y técnica. Aún así el último entreno de ritmo, a modo de test y algo largo, me hizo sentir seguro con la posibilidad de correr a cierto ritmo mucho tiempo, ritmo al que le sumé, por prudencia, 5” por Km para decidir mi ritmo de carrera.

La Maratón tiene algo especial. He tardado unos dias en ponerme con esta entrada, para ver si con la sedimentación de ideas e impresiones consigo saber qué es. Estoy poco más o menos, sigo sin saber exactamente qué es y quizá alguno pueda darme una idea. Pero sigo con la certeza de que tiene algo especial.

Voy a procurar no hacer un relato tacométrico porque he de confesar que incluso me aburro a mí mismo cuando lo hago. . Sin embargo, cosas que pasaron por mi cabeza tienen un paralelismo con lo que sucedía en carrera, y esas sí las quiero contar. Aún así seguro que será demasiado largo

En primer lugar, decir que creo que ha sido un acierto por mi parte hacer tantos rodajes sin reloj (sabía el kilometraje de mis circuitos), dedicado a escuchar a mi cuerpo. Creo que he llevado un ritmo de lo más uniforme, a pesar de que las marcas de kilómetro en el circuito de Sevilla no tenían todas 1000m, de las pocas pegas que le puedo poner a la prueba.

Los prolegómenos de la carrera, muy distintos, un ambiente muy distendido (el rival son 42195 metros), algo de frio y la suerte de haber coincido, ya durante todo el fin de semana, con dos personajes, cada uno a su manera, como son Atalanta y Santi Pons, jaramuguiles de espiritu. Empezabamos ya muy bien.

La carrera. Salí, sin saber muy bien cómo los dos primeros kilómetros, y me vi en el grupo de la primera mujer que llevaba dos sparrings e iba como una bestia. Ibamos corriendo a 3’23 más o menos. En el dos o el tres apareció Pablo Villalobos, que se había ofrecido generosamente el dia antes, viendo la pista cubierta, a acompañarme unos cuantos kilómetros (hasta su hotel en el 17). Aguanté con ese grupo hasta el Km5 aproximadamente. Iba sobrado, pero había decidido salir en torno a 3’28-3’30 hasta la primera media: les dejé ir. Para los que somos algo temperamentales corriendo no es nada fácil hacer esto. Pasados unos dias, sigo pensando que fue un error, visto a toro pasado, pero en ese momento era lo que tenía que hacer. Se me iban a unos 2”-3” por Km y yo, mientras, a pesar de que Pablo corría a mi lado, estaba expuesto al aire, que no era excesivo, pero todo suma.

Corríamos Pablo y yo, de no ser por la compañía que nos hacíamos, en total soledad por algunas calles y ya pasados algunos kilómetros, pues por delante el grupo llegó a sacarme 35” en el Km17 y por detrás no venía nadie. Pablo decidió acompañarme hasta la media y además se puso delante en la recta que va de Santa Justa a San Pablo (creo que es la Av. Kansas City, me encanta el nombre de esta calle de Sevilla) para taparme el aire, cosa que se notaba bastante y que agradecí mucho. A partir del 18 íbamos recortando, pero siempre con la misma sensación de esfuerzo, quizá nosotros empezabamos a entonarnos y el grupo aflojaba algo. Todo el tiempo “controlándome”.


Las sensación que tenía a partir del 18 era de control y automatismo, estaba aislándome de todo, a pesar de que Pablo iba a mi lado. Pablo me dejó en la media con un tiempo mejor del que yo esperaba. No voy a decir que no tuviera dudas, pues era mi primera maratón, pero estaba seguro de que ese era el “ritmo fisiológico” que había previsto antes de correr, quizá incluso más flojo de lo que había previsto.

Cogí al grupo otra vez en el 27, después de 25Km chupando algo de aire (“excepto en Kansas City”) y con una sensación de absoluta soledad, con la sensación de no necesitar nada, de no echar de menos nada, con la sensación de estar haciendo lo que quería hacer y como quería hacerlo. Aislado de todo, desconectado del tiempo y de la realidad. De diversas preocupaciones que pueda tener cotidiana y últimamente en mi cabeza sólo una asomó una vez y fue algo fugaz; “las partes de mi cabeza” que podían ayudarme a correr, lo hacían, las otras descansaban. Como dice la canción “Nothing Else Matters”. Puede que fuera a ratos en eso que hemos venido a llamar aquí alguna vez, estado “flow”; lo echaba de menos.

A partir del 29-30, creo que todo el mundo va con más o menos achaques. Yo debutaba y decidí aparcar las dudas, que creo que son naturales a ciertas alturas de carrera en un principiante, y me dedique a pensar kilómetro a kilómetro. Así me lo repetí alguna vez: “Tú, kilómetro a kilómetro”. Ya he comentado esto alguna vez, en “La chaqueta metálica” se habla de “la mirada de los mil metros”; aquellos que vuelvían del frente tenían una dureza en la mirada que parecía atravesar a las personas, como si miraran a mil metros vista: lo llamaban “la mirada de los mil metros”. Mi amigo Juanma, cetólogo en el Estrecho, se embarca a veces con los pescadores de la zona, de los que dice que tienen una mirada dura y agudísima para la mar, enfocada habitualmente al horizonte, como la que yo pienso que tienen todos los marinos. El domingo pasado descubrí otra mirada de los mil metros, ligeramente unas centésimas de segundo menos horizontal que la de los marinos, la mirada que del 30 al 40, de hace buscar el siguiente mil, “la otra mirada de los mil metros”. Tú, kilómetro a kilometro…


Seguí con el grupo hasta el 34, a pesar de que en el 30 sentía que podía correr facilmente a menos de 3’20. En el 34 eché mis cuentas y para bajar de 2h26 había que apretar. Tiré y me llevé a dos atletas catalanes (Sergi Rodriguez y Cristofol Castañer) que no pudieron relevarme en los tramos de más viento, pero que a la postre iban mejor que yo (de hecho luego me dejaron, aunque también me agradecieron que le echaramos valor al asunto). No fue impulsivo, yo estaba en “modo auto” y podía permitirme echar cuentas en marcha: para bajar de 2h26 había que apretar. Los últimos 4Km empecé a notar el cansancio, algo vacío. Nada del otro mundo, nada de muro. Pienso que tenía que haber llevado algún gel más (peso bastante más que los atletas). Simplemente baje de 3’22-23 a 3’30-32 y de mejorar unos 20” la segunda media pasé a perder unos 15”. No me importó nada, estaba más que satisfecho y había hecho todo lo posible.


No puedo decir mucho de lo que sentí al entrar en meta, dándome el lujo de apretar y disfrutar la pista (cosa que me hacía ilusión), creo que vale con ver la foto. En la alfombra azul decidí, a pesar de estar bastante emocionado, que no iba a llorar; eso lo dejo para cuando termine mi primer Ironman. Creo que sólo he estado más contento cuando gané Zarautz y, aunque no es una victoria total, para mí es un pequeño éxito parcial, a la espera de lo que esté por venir, que me gustaría dedicar, con humildad, a la Dra. Boraíta y colaboradores por la impagable atención prestada estos meses de atrás.
¿El corazón? Lleno, funcionando y echando de menos todo lo que está por venir...

Gracias por los apoyos de estos meses de atras: se agradecen de corazón.

43 comentarios:

Clemente Alonso McKernan dijo...

Me quedó demasiado de tacómetro de todas formas, pero también me sentía en la necesidad de hablar de la generosidad de Pablo. Y La Maratón no es cualquier carrera, por eso la escribo con mayusculas.

Anónimo dijo...

Seguramente jamás corra una maratón, ni un ironman...si lo hiciera, estaría seguro lejos,muy lejos de ciertos ritmos y puestos ,imposibles para mí...Pero hoy por un momento, (el tiempo de leer tu entrada), he "sentido" lo que podría ser cruzar esa línea y romper ciertas barreras...de verdad que es admirable el coraje que has demostrado y me alegro muchísimo de tu recuperación...Me quedo con la imagen de tu entrada en meta...Quizás me anime y yo tb la cruce.
Un abrazo
Joaquin

Ferroman dijo...

Enhorabuena Clemen por tu carrerón,doblando la media¡¡ Si señor.
Se ve claramente que la vas a liar en el IM. Espero que sobre todo disfrutes preparandolo y vete preparando unos cleanex para cuando pises la alfombra azul del IM ¡¡¡jiji

Sergio dijo...

Lo cuentas así y parece tan fácil... Qué envidia.

El maratón tiene algo especial, incluso para los que nos damos de bruces contra él una y otra vez y llegamos a creer que nunca podremos dar todo lo que llevamos dentro en esa distancia. Si Maratón hubiese estado separado de Atenas 30kms esta prueba no sería lo que es... Son esos 12 últimos kms lo que la diferencian y le dan ese toque que hace que quieras correr otra nada más terminar olvidando el sufrimiento de los minutos anteriores.

En fin, enhorabuena por el retorno

Nacho Cembellín dijo...

El día que en una competición consiga ir a ritmo flow esa será mi carrera. Es curioso porque entrenando lo he conseguido mil veces y ese es mi enganche al deporte, total nirvana.

Has conseguido varias metas, enhorabuena y felicitaciones... disfrutalo!!!!. POr cierto, tu tacómetro me ha gustado y... joder con el anuncio de Coca-cola... perdona pero me ha encantado tambien. "Para lo único que has venido a este mundo es: para ser feliz"... esa es la actitud..;-).

SANTI PONS dijo...

Impresionante crónica Clemen!una vez más, Felicidades!
P.D.Con lo de kansas city me reí todo el fin de semana y pregunté sobre el tema... al parecer Sevilla y kansas estan hermanadas y en kansas hay una giralda pequeña!:-)

Anónimo dijo...

Ke buena crónica!
Menudo nivelón, te veo liándola en Kona.
FELICIDADES.
Txema

Diego Santamaría dijo...

Yo como ya dije, asombrado me has dejado. Sólo te deseo lo mejor para tu futuro y para tu corazón. Ojalá coincidamos pronto en los IM. La próxima vez que pase por Salamanca a ver si te cojo y nos tomamos esas bravas pendientes... :p

Javier dijo...

Felicidades por ese tiempazo nos alegramos que vuelva a competir y que hayas salido del tunel, nos vemos en Niza.

Miquel Morales dijo...

Grande Clemente, Grande Crónica, Gran estreno en Ironman para este año.

Tu crónica me sirve como inspiración para este domingo en Barcelona. Simplemente Gracias!

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Enhorabuena Clemen. Tu calidad física y humana se merecía una vuelta así a las "carreras", a lo grande. Para mí lo que tiene la maratón es lo que tú ya comentas, el "flow"; ese túnel en el que te sumerges y en el que dejas de oír, ver, sentir lo que te rodea. Estoy muy ilusionado por verte debutar en un IM; como todos creo que es una disciplina que te viene a la medida. Un abrazo!

Ishtar dijo...

Al final con lo que me quedo es con que has corrido con cabeza y disfrutando. Yo creo que no hay competición en la que al acabar no te quedes con la sensación de que quizá podías haber dado un puntito más (y, si la hay, son una minoría absolutísima), pero vamos, para ser un debut, lo has clavado ;-), y más sabiendo que no es tu guerra ;-).

Y, lo más importante de todo, es que el corazón parece que ya ha decidido terminar su rebelión :-).

Besitos y ánimo con el camino hacia el IM!!

ATALANTA dijo...

Buena crónica. El maratón tiene algo especial. A veces disfrutas de esas sensación de que lo dominas. A ti se te ha quedado corto, jodío....y eso que te metí en "el hostal más inmundo de Escocia".
Sin duda estás avocado al ironman. A ver si vuelvo a ser testigo de tu carrera en Niza.
Ya te contaré de los libros que me recomendaste.
Oye, ¿cómo se llamaba el triatleta finlandés de la frase, el segundo en Hawai? ¿Cómo era exactamente la frase? La he estado buscando pero no la encuentro. El lunes por la noche, aplicada a otros temas, nos reímos un rato con ella.

Triluarca dijo...

Yo solo me quedo con la sonrisa de meta.

akela dijo...

¡¡¡FELICIDADES!!! vaya maratón que te ha salido, al final has podido y lo más importante es que demuestras que has ido bien, que poco a poco has superado lo de tu "corazoncito" y lo que más me ha gustado la foto entrando en meta.... ¡¡se te ve tan feliz, esa sonrisa lo demuestra!!

Ahora a seguir prosperando ¡¡eres una máquina!!

Besicos.

alvaro velazquez dijo...

no tenias que haber reservado las lagrimas Clemen...

cada vez que termines un Ironman llorarás como si fuese la primera vez

Furacán dijo...

Pues a mi me ha encantado tu relato de tacómetro :-) con pinceladas del estilo Clemen, referencia a la Chaqueta metálica (me encanta esa peli) y demás.
Enhorabuena una vez más.

Ruth dijo...

guay Clemen! otra muesca y muy bien hecha!!!
Me alegro de "corazón"

Ishtar dijo...

Aps, se me olvidó comentarle a Sergio (aunque seguro que lo sabe ;-))) que Maratón no estaba separado de Atenas 42195m, sigo algo menos (unos 40km), pero por caprichos de la Reina de Inglaterra en los JJOO de hace algo más de 1 siglo, la distancia que se corre es esa :-).

Miguel dijo...

Hola Clemente y Cía. Pienso que el Maratón, supongo que también otras pruebas de larga distancia, se plantean de un modo diferente en cuanto que el rival, como bien apuntas, es la propia carrera y el límite de resistencia de cada uno. Poco importa si te gana uno, 50 o 300, se busca soportar un determinado ritmo y alcanzar una determinada marca. Esto creo que es así incluso para los grandes como Gebreselassie o Wanjiru. El primero, tuvo que adaptar no sólo su zancada sino también su estrategia de carrera hasta el punto de exigir a la maratón de Berlín correr sin rivales para sólo tener en la cabeza aguantar el ritmo de 2.55-57 por km. En todas las demás que sí tuvo rivales de entidad no terminó o acabó pinchando. Lo del segundo, es para alucinar, sólo hay que ver como ganó en Pekín, es un "killer" de la Maratón, un superdotado entrenado por un japonés. Espero algún día poder ver un duelo, aunque será difícil.
Por otro lado, el Maratón tiene además ese punto de incertidumbre, de no saber qué va a suceder en las 2 horas y pico, o en las 3h o en las 4h y eso es lo que creo que hace especial a esta prueba. Puedes estar en la línea de salida con 500 ó 10.000 participantes pero estás más sólo que nunca y ante tí 42 km que son una ruleta rusa. El hormigueo en el estómago es inevitable.
Yo ya voy mejor de la rodilla así que espero pronto poder marcar con una X el día de mi debut en la distancia. Tenía pensado hacer Londres en abril pero ya no llego.ya te pediré consejos para el tema de los avituallamientos.
Enhorabuena otra vez y mimos a la patata.

Juankir dijo...

yo, desde otras marcas mas terraqueas, aprendi el domingo a respetar la maraton. mamma mia, sufri a nivel muscular mucho mas q en mi primer, unico y patetico IM

stani dijo...

Acho! enhorabuena, con ese tiempo hubieses ganado en Valencia. De todas formas a mí el maratón se me hace más duro que el IM.

Por cierto, estás riendo en la meta?

Clemente Alonso McKernan dijo...

Hola a todos y gracias otra vez por los comentarios.

Clemente, muy bien lo de mencionar a Pablo, ya hemos quedado que se merece unos bocatas de jamón de bellota por lo menos. Sin embargo no has escrito siempre La Maratón con mayusculas y, además, no revisaste ortografía.

Joaquín, yo de junior decía que el IM me quedaría largo porque siempre fui rapidillo y de corto, ya me ves.

Ferroman, me dan igual los kleenex, puedo llorar a moco tendido.

Sergio, totalmente de acuerdo con lo de esos 12 últimos kilómetros

Nacho, el enganche de más de uno. Lo del anuncio de Coca Cola explicáselo al pesao de la sauna del otro dia.

Santi, fenómeno, nos vemos mañana. Buenísimo lo de Kansas Siti

Txema, lo de Kona está por ver, pero gracias

Santa, en cuanto vengas

Javier, Niza es más probable, quizá nos veamos.

Miquel, mucha suerte el domingo!

Ironmanu, gracias, hay que quedar ya con la bici, parece que el tiempo permite, aunque dicen que empeorará

Ishtar, gracias, la pr´xima saldré menos prudente aunque con cabeza.

Atalanta, Pauli Kiuru, no se si se escrie así exactamente. Tienes que intentar conseguir los videos que Eurosport puso de Hawai 93. La frase era "In the race there's no beep beep or what so: When I have to go I go", pronunciado de la manera más vikingamente posible.

Gracias, Jaime, fíjate, también me acuerdo yo de tus fotos este año entrando en meta en Kona

Akela, ya viste lo que el Mago de Oz me regaló en Sevilla, además con reloj incorporado, para marcar bien el ritmo ;). Gracias

Alvaro estuve a punto, este año lloro, seguro.

Furacán, tengo frases grabadas de esa peli, del tipo asegurate de que tosan y alguna otra: muy buena.

Gracias Ruth, ahora a pensar en IM

Ishtar, gracias por el apunte, no lo sabía

Miguel, pues a ver si te vas entonando. Para los avituallamientos o para lo que sea que con atletas como tu como entrenador hago descuentos tan especiales que incluso acabaría pagando... Lo que sea por verte correr una maratón. Me tengo que informar por curiosidad de los entrenamientos de Wanjiru, he oido cosillas por ahí.

Gracias Stani, con ese tiempo hubiera estado delante en Valencia, decir que hubiera ganado es pasarse. Estoy sonriendo, que como dijo Eugenio "Una vez de pequeño me rei... y no me gustó"

Gracias a todos por lo comentarios otra vez y un saludo!

Juankir, supongo que será un sufrimiento más muscular, pero el placer el mismo.

Isadora dijo...

Bueno, bueno, con el Mckernan.
Estás como un roble!
Vaya debut!
Ahora bien, no creas que por eso no te voy a decir ésto de: al lorito y sin reventarse; el "tic-tac rítmico" ni me lo toques ahora que parece que ha cogido el buen compás.
La foto de la meta... a todos nos ha encantado verte así.
Enhorabuena por tu paciencia, por lo conseguido y por tu valentía.

Javier dijo...

En Sevilla corrimos los dos pero no nos vimos .

Luis Miguel Martín Berlanas dijo...

Llevo toda la semana consultando éste tu rincón, buscando una entrada de alto nivel. Hoy la he encontrado.

Un placer.LM.

Anónimo dijo...

Felicidades por tu Maratón y por tu tan pronta recuperación. Espero algún día poder correr alguna y disfrutarla tanto como tu.
Un abrazo.

Marco Rivera

Xocas dijo...

Enhorabuena Clemente. La crónica es estupenda y la foto de meta no tiene precio. Todavía no me veo corriendo un maratón, pero con relatos así, acabaré animándome.
Me alegro de que te hayas recuperado. Debe de ser muy duro que el corazón se te rebele.

Anónimo dijo...

Hola y enhorabuena. Hace algún tiempo publicabas una entrada refiriéndote al intrusismo que había en el duatlón y triatlón por parte de algunos atletas, tales como Roger Roca, hablabas del daño que hacían a vuestro deporte, que por cierto estoy en total desacuerdo, la rivalidad embellece las pruebas y le da más valor al triunfo.
Me gustaría saber tu opinión sobre el intrusismo de triatletas en el mundo de la carrera a pie y de cómo entran delante de atletas que se preparan exclusivamente para estas carreras y cómo se aprovechan de atletas profesionales para que le marquen los tiempos de paso.
Otra cosa, no estás en la lista del campeonato de España porque no tenías la mínima, no tienes licencia y no pasaste ningún control que acreditara tu marca y puesto.
Arriba la hipocresía, eso sí, hipocresía barata.
Firma: Epoalín.

maratoniano del montón, no de elite como tú dijo...

qué cojones de intrusismo? mal por Clemente si escribió eso de los atletas al duatlón y mal por el anónimo por los triatletas al atletismo.

vaya chorrada para perder el tiempo escribiendo de ella.

en cuanto a tu Sevilla, pues "im-prezionante" debutar con esa marca, clavando las mitades y acabando fresco significa que te ha salido la carrera perfecta.
y te honra reconocer que Villalobos te hiciese de liebre "pirata", ya que veo que llevaba número pero supongo que seria de otro inscrito.

Clemente Alonso McKernan dijo...

Hola otra vez y gracias por los comentarios.

Isadora, gracias por la preocupación, pero después de los episodios del verano voy controlando, seguro.

Marco, Luismi, muchas gracias, a ver si rodamos juntos pronto, y se me pega algo de vosotros.

Xocas, muchas gracias, seguro que acabamos coincidiendo en alguna maratón, hay que correr al menos una.

Anónimo, lo primero, es recomendarte que cuando hables de algo procures saber de qué hablas. Como imagino que no te gusta quedar como un necio, aunque no firmes con tu nombre, supongo que no has leido la entrada que mencionas, hablas de oidas o te traiciona la memoria. Te recomiendo que la vuelvas a leer para que puedas comprobar que en ese post sólo había parabienes para Marc y Roger. Las críticas que había se centraban en nosotros los duatletas y triatletas (no se si te incluye), en la falta de valentía, que no nos esforzamos por sacar a la luz la competitividad en la bici y darle significado al duatlón en su totalidad. De hecho Roger en aquel campeonato de España, con nivel de verdad, fue de los más competitivos, incluida la bici y el más valiente, siendo un intruso, como cariñosamente dije (me esfuerzo por no dejar de respetar a cualquier competidor). Así que por esa parte no te enteras cuando lees, si lees, o te dedicas a embestir cuando ves que algo se mueve, sin ver bien qué embistes.

En cuanto al intrusismo, no sé exactamente a qué te refieres. Llevo entrenando carrera a pie desde hace más de 16 años en los que me he dedicado exclusivamente a entrenar (saqué una carrera mientras entrenaba, no al revés). Un atleta profesional se ofreció generosamente a acompañarme, no a marcarme los ritmos, pues esos los decidí yo en todo momento. De todas formas, creo que debieras saber, o al menos sospechar, que las maratones son un fenómeno principalmente popular y como tal corrí yo y salí con el resto de populares como yo, que como he tenido problemas cardiológicos, no me he molestado en federarme este año (cosa que otros años sí he hecho: no sé si eso me salva de que me califiques como "intruso"). Mi guerra era contra mis problemas de salud, no sé si tú eres quizá de esas personas que se alegran del mal de los demás, sin embargo mi alegría principal es poder seguir haciendo deporte, sin importarme mucho de lo que hagan los demás.

En cuanto a lo de no aparecer en la clasificación, según los jueces de la prueba, a los que pregunté, se debe exclusivamente a no estar federado ni inscrito por la RFEA en la prueba. Para el caso, a mi me sigue haciendo ilusión haber entrado sexto español, aún sabiendo que los mejores maratonianos no estaban, porque te repito que corri con la ilusión de un debutante y con muy poco entreno; corrí con corazón.

No soy de dar consejos, pero habiendo estado unos meses con la perspectiva de no poder hacer deporte el resto de mi vida (cosa que no te recomiendo), deporte al que me he dedicado durante más de media vida, te recomiendo que disfrutes del deporte que haces, recordando que somos unos privilegiados y que dejes de lado la envidia y el ladrar como hacen los perros cuando alguien corre.

Otra cosa más, sé un poco elegante la próxima vez y firma si escribes contra algo o alguien, que como puedes comprobar el mio está a la cabecera de este blog: podríamos volver al tema de la valentía de la que hablabamos antes, pero no sé si no lo entiendes porque no quieres o porque no puedes. Si lo que quieres es insultarme puedes hacer uso de los foros, pero por favor infórmate antes para no quedar como un ignorante, aparte de como un envidioso. Como me dijo un entrenador hace años: "Ladran porque tu cabalgas"; yo estoy encantado de volver a cabalgar, más o menos rápido, y con eso me basta. Me gustaría saber qué he hecho o a quién he ofendido para que hagas este comentario, aparte de no escribir lo suficientemente claro como para que no entiendas las cosas, si, como he dicho, realmente las lees. No me molestaría mucho en buscar polémica aquí porque no te voy a contestar más, si quieres eso te recomiendo una vez más los foros. Sólo espero que, aunque te contesto de manera contundente, entiendas lo que digo aunque no consigas ver que te equivocas. Eso sí, disfruta y si dejas que disfruten los demas, mejor

A todos los demás os agradezco realmente los comentarios, pero me extendido un poco más con este porque este tipo de personas suelen pensar que, por hablar en último lugar sin que se les replique, tienen la verdad de su lado. La verdad no tiene lado.

Un saludo a todos, de corazón de Tin Man

Clemente Alonso McKernan dijo...

Maratoniano del monton, disculpa, escribíamos a la vez, creo que queda contestado tu comentario. A Pablo me lo encontré el dia antes viendo la pista cubierta, que estuve disfrutando del deporte, que creo que es lo primordial. Tenía un dorsal de más de un amigo que falló y Pablo tenía que rodar y se ofrecio.

Por favor si alguien más quiere opinar de lo escribo, que lo lea, que para eso queda por escrito y firmado. Yo no tendré problema ninguno en rectificar cuando me haya equivocado ni en pedir disculpas si hubiera ofendido a alguien. A Roger en su momento creo que le dejé clara mi admiración contestando un comentario suyo. Creo que ya estamos hablando demasiado a raiz de la maratón de un popular, un popular muy contento que ha estado luchando por poder volver a hacer a su deporte, en vez de ponerse a trabajar de médico, con mucho más reconocimiento y tranquilidad económica, que es lo que harían muchos.

Un saludo!!

Anónimo dijo...

"Vamos a dejar de lado cómo ha cambiado el tri con el drafting y nos centraremos en el du, donde el problema que causa el drafting se exacerba. Desde luego no hay que quitar mérito a estos dos “intrusos” provenientes del atletismo. Defenderse (e incluso responder a algún ataque –más o menos- como Roca) en un medio ajeno y nuevo que no dominan tiene un mérito encomiable. Pero... ¿y los duatletas? están haciendo lo que deben. Queda claro que estos “intrusos” no rinden a su nivel atlético en la segunda carrera a pie por el gasto que les supone su escaso bagaje ciclista, pero ¿hasta que punto es coherente para el duatlón, como deporte con identidad propia, que sujetos de otro deporte (por muy buenos que éstos sean) se muestren tan competitivos con la élite del du?"

"En el Du, ya que parece que no se puede quitar el drafting, quizá habría que buscar otro planteamiento a la hora de hacer la bici (y de entrenarla), aunque siempre podremos hacer una consulta popular para ver si podría adscribirse el du a la federación de atletismo. Bromas aparte, mientras siga esto así, merecemos que nos pasen todos los atletas “aciclistas” que hagan du con nosotros, incluso podríamos lanzarles la segunda transición, al menos ellos (me vais a perdonar la expresión) sí le echan huevos en la bici como colectivo (que los duatletas individualmente no adolecen de coraje, pero es ésta la actitud colectiva que se impone por culpa de unos pocos y es así como quedamos como colectivo cuando racaneamos y nos paseamos en bici, haciendo además del deporte algo aburrido para el espectador). Aparte quedan las horas que echamos en la bici que resultan no valer para nada;"

Lo primero, mi intención no es ofender, te he hecho una pregunta en relación a una entrada tuya, que por cierto no me has contestado, creo que mi comentario no es para que te irrites tanto, pero claro cuando uno menea el manzano de otro se cree que tiene toda la verdad y hoy, yo he meneado tu manzano, has sido esclavo de tus palabras.
Según el art. 3, de la normativa del Campeonato de España de Maratón, exigen: licencia nacional y que estén en posesión de las siguientes marcas con fecha no anterior al 08:
media maratón-1h20´,
maratón-2h45´,
10000m-32´.
Y tú, no tienes ninguna de estas porque te falta lo primero y aunque tuvieras las marcas no te servirían pues no tienes la licencia.
No envidio, sino todo lo contrario, te admiro por el carrerón, te pierden los dedos y tú eres un habitual de criticar todo y opinar de todo, pero no admites una crítica y eso deja mucho que desear.
No firmo porque uno de esos perros me podría morder y los perros me dan miedo.
Ánimo y sigue cabalgando, siento de corazón el haberte irritado.
Firma: Epoalin.

Clemente Alonso McKernan dijo...

Querido Anónimo follonero,

Veo que sabes usar el corta-pega, pero sigo sin ver dónde he dicho yo que la entrada de estos atletas perjudique el deporte. Te lo explico por si no logras entender el propósito de aquel post que se titulaba "¿Qué nos queda?", refiriéndose evidentemente a "nosotros los duatletas/triatletas",no a los atletas: el título ya acota bastante. La idea básica de negar la bici, por no darle el énfasis que merece, en el duatlón nos deja solo carrera a pie. Es un problema de actitud en muchas carreras con drafting que yo y otros muchos hemos tenido en carrrera, ya sea por incapacidad o por conformismo. El tema de fondo es la actitud que se ha instaurado. Sigo sin saber dónde dije que perjudicara al deporte que atletas, y menos de un nivel tan alto que mejorara tanto el campeonato. Si eres tan amable quizá puedas hacer un corta-pega de lo que no soy capaz de ver; intentaré ser más claro la próxima vez, si es a eso a lo que te refieres cuando dices que me pierden los dedos.

Te agradezco la información de la normativa, como ves hablaba de oídas y pido disculpas por creer lo que me dijeron los jueces, pero permíteme que me haga a mí mismo un corta-pega: "...ueba. Para el caso, a mi me sigue haciendo ilusión haber entrado sexto español, aún sabiendo que los mejores maratonianos no estaban, porque te repito que corri con la ilusión de un debuta...". Tranquilo sé que no estaré nunca ni entre los 100 mejores maratonianos de España, yo soy triatleta, me hizo ilusión saber que fuí el 6º español ese dia, la clasificación oficial, casi tanto como la oficiosa, importa poco, pero gracias por descifrarme esa normativa.

En cuanto a la pregunta que dices que no te he contestado te aclaro explícitamente lo que te decía en el anterior comentario:
a) No me considero un intruso, pues llevo entrenando carrera a pie más de 16 años, federado muchos años, éste no por haber estado enfermo; yo era un popular más ese dia.
b) Gané quizá a algunos que preparon específicamente esa carrera, pero como te he dicho llevo un montón de años dedicado al alto rendimiento, entrenando burradas de aeróbico (hay épocas que de más) y supongo que sabes que los beneficios del entrenamiento quedan en el cuerpo de un año para otro: estoy seguro de que no gané a nadie que tuviera más horas de entrenamiento acumulado total-vital en los 16 años seguidos anteriores que yo. Aún así soy consciente de mis limitaciones y sé que no soy un Noya o un Eneko: estoy contentísimo con mi carrera (aquel dia corrí 42195m).

c) Yo no me aproveché de nadie, eso sí, exceptuando una recta, lo confieso y pido perdón públicamente por no haber hecho la maratón totalmente en solitario. Fui a Sevilla a probarme para hacer después IM, ya prepararé bien una maratón, me ha entrado el gusanillo. Pablo corrió a mi lado, me acompañó y no saqué más provecho que gente que corrió conmigo después haciendo la maratón entera con los sparring de la primera mujer (un trabajo espectacular), a los que yo personalmente di las gracias al terminar y expliqué porque me fui para delante después de haberme aprovechado "su hospitalidad": todo el mundo corre lo que puede.

Creo que con estos tres puntos contesto a tu pregunta, pero te repito: yo era un popular más (tenlo en cuenta por si te da por reincidir en este tema absurdo), vistos los dorsales de las fotos de meta, quizá el que tardó menos en llegar, no sé si el único que corría por su corazón y su futuro deportivo.

Dices que me pierden los dedos. Yo sé que tengo tendencia al párrafo largo, por eso tengo pocos lectores a los que parecio el doble, pero aquí he vertido críticas 3 veces, porque si entras con cierta frecuencia, de lo que menos hablo es de deporte. Han sido tres ocasiones muy meditadas y muy contrastadas, pero como ha dicho alguien por ahí "Para cambiar las cosas hay que posicionarse"; la pasividad no me va tanto, que es quizá lo que quieren muchos, que les dejen mandar en paz lo que les dé la gana. Las dos primeras han sido anotaciones sobre la gestión última (última, ojo, mejorable para cualquiera que haya estado cerca) del anterior director técnico de la FETri, te aseguro que sabiendo muy bien de qué hablaba y siendo el único que he dicho en alto lo que todo el mundo hablaba en voz baja (más pensando en 1ª persona del plural que del sigular: hubiera hablado mucho más, pero creo en el bien colectivo). La tercera fue por las pasadas elecciones y no me perdieron los dedos si no las verdades como puños que aquí escribí.

En este comentario, que sigues sin firmar, al menos hay un tono adecuado y por eso lo contesto. No me preguntes qué me ofendió cuando me hablas de hipocresía barata (suena a reivindicación adolescente) tres comentarios más arriba y vienes a dar leña cuando no me meto con nadie. Creo que no hay un problema con decirme nada, como lo de la normativa que tanto te agradezco, pero hay que cuidar las formas aunque sigas sin firmar. No me apetece mucho tener que establecer moderación de comentarios en este blog PERSONAL, donde se habla de música, de amigos, de disfrutar del deporte, de libros, etc. Creo que entiendes lo que digo sin que tenga que explicarlo por puntos.

Te agradezco que te pases por aquí de buenas maneras siempre que quieras y aportes algo si quieres también, que yo ni soy un manzano, ni me meneas nada, ni tengo intención ninguna de ser dueño de la verdad ni de menear el manzano de nadie, que sigo sin saber muy bien que manzano dices que he meneado, firmando si es posible que si no queda como eso de tirar la piedra y esconder la mano.

Un saludo

PS: Como dijo alguien por aquí con el último follonero, "si no te gusta, no entres", ya te he dicho que esto es un blog personal.

Ramón Doval dijo...

Jo, con la ilusión que me hacía haber aspirado a sufrir la visita de un follonero en mi blog, y nada. No soy nadie.
Impresionante entrada. Deporte en estado puro. Yo pensaba que, a esos niveles, la responsabilidad pesaba más que la emoción: "que si no bajo de 2h25' me quedo sin beca", "que si no hay foto con cinta pierdo al patrocinador", etc. ... Y resulta que sientes lo mismo que aquel que supera sus limitaciones y consigue alcanzar una meta que no le pertenecía. Talín dice que el género de esta prueba no puede ser más que femenino: "la maratona, la gran dama". Desde luego, algo especial tiene, y yo estoy deseando volver a sentir esa especie de climax cerebral que sólo la visión cercana de mis tres últimas metas LD me ha permitido experimentar. La de un IM tiene que quedar grabada para siempre, y no nos la podemos perder (la mía, 4h después que la tuya, claro -¿dónde hay que firmar?-).
No eres Noya, ni Eneko -lo siento por ellos-, pero tu club de fans es mucho más interesante. Ojito con Marcel en la recta, que es un tiro.
P.D.: ¿Esa lista de libros que recomendaste a Atalanta?

Carles B. dijo...

Que gran notícia Clemen!!!! Me alegro un montón... un fuerte abrazo!!!!!

diego dijo...

el chulo se asoma a tu blog nuevamente y al hacerlo lo primero que asoma es la cabeza, mira para ambos lados ( no vaya a ser que me atropelle un autobus de esos grandes) y al comprobar que no pasa nadie ni que interrumpe nada dice :
felicidades de nuevo, no ya por la Maraton , que ya lo hice, ( yo tambien la escribo en mayusculas) sino por la pedazo de entrada que has escrito.
saludos,
el ch.

diego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marc Roig Tió dijo...

Llego un poco tarde, pero te felicito de nuevo. Me ha gustado mucho tu entrada y comparto las sensaciones que has padecido; al igual que tú, no conozco el muro en la maratón, siempre he sido muy prudente. Llegará el día que nos tocará arriesgar, pero cruzar la línea de meta -y en ciertas circunstancias- ya es una victoria.

Muchos ánimos para seguir luchando y, para la próxima, me apunto a acerte compañía, jeje.

Rafa dijo...

Amigo Clemente:
Me encanta leer crónicas sobre el transcurso de un maratón, cada uno de los casi 4000 personas que corrimos en Sevilla tenemos nuestra historia que contar, y eso es lo más bonito del atletismo, nunca ninguna prueba me había dado estas sensaciones como los dos maratones que he corrido.
Ante todo, enhorabuena por tu resultado y por tu experiencia, y espero que pronto nos veamos en muchas más.
Cuidate mucho el corazón y no hagas caso a estos anónimos. Qué tendrá que ver si estabas inscrito o no en el Cto de España con lo vivido ese dia?? La respuesta es envidia. El cto de España es un papel escrito, la marca y las sensaciones son para ti y los tuyos.

aja dijo...

Enhorabuena Clemen, yo viví algo parecido este pasado mes de noviembre en Donosti.
Me has recordado lo que sentí y me he sentido identificado con tus sensaciones, muy bien expresadas por cierto.
Un abrazo y a seguir disfrutando, como decían de un gran triatleta, "lo mejor está por llegar"

davidiego dijo...

enhorabuena Campeón.
Un abrazo!

Clemente Alonso McKernan dijo...

Disculpad el despiste con lo de la moderación de comentarios, pensé que llegaban al correo y no lo tenía bien habilitado. Como digo en la entrada posterior, pretendía evitar que alguien entrara a tocar las narices y dijera sentir irritarme al mismo tiempo: como ya he dicho, eso debe ser quizá algo parecido a lo que imagino que es la "hipocresía barata".

Lo primero agradeceros una vez más los comentarios.

Ramón, ya comentaremos ese primer IM. Sobre los libros, no hablamos de una lista, fuimos a la deriva hablando de todo, no sabría decir ya de qué hablamos, eso sólo se recuerda con unas cañas (SIN).

Carles, gracias.

Diego, gracias. No te preocupes, estaban irritándome y sintiéndolo al mismo tiempo, no pasa nada. Perdona publique los dos comentarios porque soy un paleto con estas cosas, luego lo borré.

Rafa, ¡CARRERÓN que hiciste!, ¡vaya segunda media! Estaremos espectantes en el mundial, a ver si sales un poquito menos reservón y doblas esos tiempos. Con lo del follonero lo que ocurre es que para mi Sevilla fue el informe del alta médica y me ha "irritado" que entraran aquí a limpiarse el culo con él. No pasa nada, a seguir cabalgando. Fuerza!!

Fernando, ahí estaremos, luchando. Nos veremos en la lucha, muchas gracias.

David, gracias.

Un saludo a todos y gracias por los comentarios. Salud!!