viernes, 16 de enero de 2009

Como entrenador...

Era cuestión de tiempo. Era también una tendencia natural en mí desde que empecé a hacer deporte y me compraba libros de entrenamiento, desde el dinosaurio nadador de Counsilman y libros de Grosser a los de fisiología del ejercicio que empecé a sacar ya unos años después en la biblioteca de la facultad de medicina. Nunca me ha valido con hacer los entrenos, siempre he tenido que saber qué estaba haciendo. Supongo que eso también me ha valido llevarme "menos bien" con alguno de mis entrenadores (espero que eso no pase con mis pupilos, no quiero deportistas borregos, quiero gente que se implique en su propio entrenamiento, que sea egoista en ese sentido también: un deportista informado y concienciado es capaz de tomar decisiones sensatas cuando el entrenador no está ahí para asesorarle, va a ejecuar también mejor esos entrenos). Tras un año con problemas de salud y "recalificarme" como triatleta "de verdad" después de haber estado corriendo copas del mundo unos años, es ahora, teniendo una perspectiva muy amplia, global y experimentada del triatlón, que empiezo a entrenar a gente.




Ya escribí un post sobre entrenamiento en el que manifestaba mis "principios fisiológicos" de este arte. Hoy voy a hablar de otras cosas, así, como lo hago yo, un poco sin orden ni concierto aparente.

La verdad es que, aunque no tengo el récord de entrenadores, sí he pasado por unas cuantas manos; unas con más acierto que otras. No siempre me he entendido bien con todos (ya he dicho que siempre he sido algo intrusista, nunca me he desentendido de mi entrenamiento y siempre me he implicado en saber qué hacía para poder hacerlo mejor: algunas veces ha debido parecer una invasión o una falta de confianza, sin ser esa la intención). Además están las épocas de autoentrenamiento, que no son pocas ni breves, donde el aprendizaje ha sido brutal... brutal en todos los sentidos, porque, siendo yo una persona imaginativa, he de decir que deben existir pocas formas de "cagarla" que yo no haya puesto en práctica conmigo mismo. No las voy a ennumerar por no dar ideas de perogrullo al personal, espero que se confíe en mí cuando digo que "la he cagado" muchísimas veces con todo lo imaginable. De la misma manera, he de decir que he aprendido en todos y cada uno de esos errores, y esto es lo que considero mi bagaje principal como entrenador, ya que ha sido todo entrenando muy-muy en serio y muy-muy motivado y han sido (todas esas "cagadas") desde muy joven, cuando ya era un rebelde nadador que se autoentrenaba a ratos. A esta experiencia errática (por ser un tanto de ensayo y, sobre todo, de ERROR), de la que tanto he aprendido, se une la curiosidad por aprender de lo que la teoría del entrenamiento nos dice y se unen mis conocimientos de fisiología, bioquímica (el metabolismo no es ninguna tontería) y endocrinología que como médico no voy a poder aprovechar tan bien como entrenador, pues cuando la estudiaba yo pensaba siempre en extraer conclusiones para el entrenamiento (sí, sé que siempre he sido un buen enfermo del triatlón). Todo esto y todo lo que he visto durante años en cómo entrenaban deportistas de primera fila (no sólo en triatlón)... ¿resultará suficiente? Yo creo que falta algo.

Como persona formada en ciencia, aunque sea un poco, recuerdo a menudo un principio de Karl Popper (filósofo que asentó las bases del neopositivismo y, por tanto, la base la ciencia moderna: tranquilos que no me pongo con la filosofía). Se trata de el principio de falibilidad: para resumir sería como sentenciar "Yo también me puedo equivocar". Este principio es fundamental para la ciencia. A partir de Popper ciencia es todo aquello susceptible de ser falseado (si fuera falso); me explico: no se puede demostrar que la frase "Dios existe" es falsa, no se puede falsear (ni tampoco demostrar), por tanto no es ciencia y podríamos meterlo en el cajón desastre de la metafísica (lo que está más alla de la física)... Existe un corpus de hipótesis que pueden ser falseados y que son ciencia hasta que se demuestre lo contrario...

Vuelvo a redil, que a la cabra le tira el monte. Este principio lo aplico en entrenamiento en dos supuestos.
  1. - Si no tengo en cuenta que lo que hago puede ser un error, si no hago autocrítica, no podré corregir sobre la marcha. Me daré cuenta cuando sea muy tarde y las consecuencias serán irreparables (lesiones, sobreentrenamiento...). Además, las ciencias biológicas no son ciencias exactas (la única exactitud sería la de la matemática de caos, lo cual, a efectos prácticos, viene a ser un eufemismo), por tanto precisan de cierta flexibilidad que ampare los imprevistos de la suma de imponderables (el que pretenda controlar absolutamente todo de un proceso de entrenamiento para poder imponer un sistema rígido-de-yo-nunca-me-equivoco lo lleva claro, y su pupilo va a pagar las consecuencias: p.e. cuando un deportista "la caga", al que echan de la Blume o el que se queda sin beca no es el entrenador). Por tanto, esta autocrítica, este autocuestionarse, de la mano del "feedback", nos permite adaptarnos al proceso biológico que es el entrenamiento.
  2. - Partiendo del punto anterior, no sólo quiero plantearme qué puedo estar haciendo mal, si no qué puedo hacer mejor. Y aquí no quiero cerrar ninguna puerta a poder mejorar y aprender, intercambiar opiniones e incluso imitar o adaptar cosas que veo que van bien. Sería cerrar puertas a mis (futuros) deportistas.



¿A dónde quiero ir a parar dejando dos cuestiones en suspenso? Llevo ya un tiempo siguiendo a un par de entrenadores con los que nunca he entrenado. Sin embargo tengo la certeza de que hacen bien (muy bien) las cosas. Con esto no quiero decir que los entrenadores que he tenido no hayan hecho bien las cosas (unos mejor otros peor, ahora especificar quién es quién no importa), quiero decir que estos dos me gustan particularmente. No voy a analizar ni pormenorizar a la hora de decir por qué me gustan. Me gusta el todo. Un buen entrenador saca gente. Hacer que alguien que ha demostrado ser muy bueno vaya bien tiene el único mérito de saber cómo no lesionar a alguien. No quiero decir que los entrenadores de centros de alto rendimiento no sean buenos, probablemente están ahí porque lo son o porque se manejan bien a nivel político. Sacar gente buena de Talavera o de Mallorca es otra cosa y no deja lugar a dudas.



El primero de esos entrenadores, por veteranía (y que no se enfade, que la veteranía es un grado) es Pablo Cabeza. Aparte de que creo que tenemos un enfoque "espiritual" del deporte muy parecido sólo hay que ver como lleva a su gente en un sitio con "menos posibles" que una ciudad grande y rica, sólo hay que ver como hablan pupilos y ex-pupilos de él. El otro, que tuve la suerte de conocer en Ferrol esté año, donde competí con un "loco corazón", es Ivan Muñoz, responsable de que "esos chicos del Drac" deslumbren sin por ello comprometer su futuro deportivo, y que, con una humildad que ya tuviéramos todos (y en particular algunos que la necesitan más), me contó algunos detalles del trabajo de sus chicos. No me voy a extender mucho en este asunto porque pienso que es mejor que se visiten sus blogs, que hablan por sí mismos mejor de lo que pueda hacerlo yo: http://pablokbza.blogspot.com/ y http://mallorcatraining2012.blogspot.com/. Espero que me disculpen por haberles robado alguna foto.


Yo, mientras intento aprender de estos dos entrenadores y de lo que vaya observando (fundamental la observación), iré tirando millas con "mis" triatletas Dani Calvente (que he conseguido por fin enganchar tanto talento para el triatlón aunque se nos haya hecho algo tarde), Miguel Navarro (un junior con ganas y mucho que parender y mejorar que se tiene que ir haciendo sin prisa), Lamberto Castelló (al que espero poder inculcar el gusto por la bici que aún no tiene) y "mi" único nadador, mi amigo de toda la vida y campeón Máster andaluz de 100 y 200 E (¡ahí es nada!) Juanma Salazar. Estos cuatro y todos aquellos que se quieran subir al carro con nosotros... con ilusión como nosotros.



***

Yo ya parece que levanto cabeza con este nuevo antiarrítmico que mi cardióloga me ha encasquetado (flecainida, ojo, que nadie, si empiezo a correr por casualidad como antaño, vaya a pensar que me da alguna ventaja -más bien un poco al reves-, sólo va a permitir que mi corazón no haga lo que le da la gana -ya bastante ventaja me parece-, como no podía ser de otra forma en un espíritu rebelde). Me he decidido, tras 8 semanas corriendo, correteando, a probarme en la maratón de Sevilla (ya sé que es poco entreno, se trata de un ensayo para "fines más nobles"), de cara a hacer después Lanzarote o Niza, y volver a las andadas en esto del tri como Dios manda(exista o no), no como este año pasado de tropiezos y reincorporaciones poco duraderas.


Por cierto, tengo que agradecer el diseño del logo a mi buen amigo Arturo Hernández.

25 comentarios:

Diego Santamaría dijo...

Qué decir... un post claro y con el que me identifico en varias cosas, sobre todo en saber qué estoy haciendo y también tras un año de auto entrenamiento darme cuenta de cómo cagarla, como llegar a carreras muy pasado o muy poco preparado. Yo no he devorado tantos libros de entrenamiento, sólo tengo 4 o 5. Pero a veces cometemos locuras sin sentido...

Sobre los entrenadores que comentas, del de mallorca no tengo ni idea, de Pablo ahora mismo es quien me entrena y sólo puedo hablar maravillas. Yo propenso a lesiones, llevo 12 semanas sin nada, ni siquiera molestias. Y viendo como mejoro día a día.

Te deseo lo mejor en esta tú nueva andanza como entrenador-maratoniano-ironman. Que ese loco corazón nos permita disfrutar viéndote en muchas más carreras.

sermor dijo...

Suerte en esta nueva etapa Clemente. Y me alegro de que todo empieza a arrancar de nuevo en tu etapa de triatleta "de verdad". (¿Tú también hijo mío? :-) )

Como apunte ya quisiera yo los "medios" de una pequeña ciudad como Talavera, todo resulta más fácil, o al menos implica menos tiempo. Eso sí, encontrar gente en esas pequeñas ciudades, motivarla y sacar de sí su máximo rendimiento, eso sí que tiene mérito.

Furacán dijo...

Pues creo que ya lo has dicho todo muy claro, sólo me queda desearte mucha suerte en esta nueva faceta.
Coincido en tu opinión sobre Pablo, a mi nunca me ha entrenado pero he aprendido un montón con su forma de ver el deporte, para mi es una referencia.

Mucha suerte también en tu reincorporación a la vida triatlética, estoy seguro de que te queda mucho y bueno por hacer. Je si eres de mi quinta, un chaval!

javier dijo...

Joder que yo voy tambien a Sevilla 22 feb.

como va ese corazon .

Pablo Cabeza dijo...

Conmigo te has pasado, Clemente... gracias de todos modos por el, para mi, gran homenaje que me haces. Creo que sabes que el sentimiento de admiración es recíproco. Estás invitado a entrenar con nosotros, en Talavera, cualquier fin de semana, por supuesto.

Siempre he admirado a los entrenadores que hacen de este sacerdocio su pasión y vocación,y he tratado de aprender todo lo mejor de ellos y aplicar todo lo mejor que he destilado de los estudios, lecturas, observación y la propia vida, pese a las carencias de mi carácter. Y desde luego, desde la humildad, intento aprender cosas nuevas cada día.

Un abrazo.

Triluarca dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tus opiniones sobre Pablo (le conozco más) y sobre Ivan (hemos hablado varias veces).

Creo que tu tambien seras buen entrenador.

Por cierto, un consejo como entrenador :-) Una marathon a pelo no te va a aportar mucho sobre lo que se siente en el km 6 de la marathon de LZ,,, Por cierto, que yo corro LZ 2010

LM.Martín Berlanas dijo...

...Y la mañana transcurrió entre vanalidades y 30 cm. de nieve, mientras el dr.Mckernan con gran hermetismo, obviaba detalles de gran importancia...


Me gustan el post y el logo.

Un abrazo.LM.

robert mayoral dijo...

pues nada suerte con este mundillo!
seguro que te va genial!
un saludo!

Ferroman dijo...

Pufff,ya tengo gans de verte en IM,seguros que lo vas a hacer pero que muy bien.
En tu nueva faceta de mister,seguro que tambien seras igual de bueno que como triatleta,ya que sabes lo que es cagarla,como tu dices.Para mi eso es importantisimo¡¡¡
saludos y muy buena suerte.

Sonia dijo...

Espero que disfrutes viendo cómo se hacen tus pupilos, como atraviesan fases buenas y otras menos buenas, aprendiendo de todas y observando el enfoque de cada atleta (triatleta) a cada situación.
Ojo con los valientes que se han aventurado en esta campaña que se les va a sacar lo mejor de ellos mismos, lo que para mí, en caso de estar en su pellejo, supondría la máxima satisfacción.

Dile a Arturo que es un artista, el logo le ha quedao genial.

Richard dijo...

Suerte en tu nueva faceta como entrenador...espero que te vaya bien

SALU2

Ramón Doval dijo...

Tecleando con el dedo de una mano, y un bebé tan sorprendido como yo en la otra -... que ha dejado de llorar al conocer el notición-, te deseo se haga realidad el exitoso futuro que te auguro, y sin duda mereces. ¡Hurra por la cardióloga!

Miguel dijo...

Enhorabuena Clemente. Estoy seguro de que les sabrás transmitir los valores de constancia, seriedad y buen juicio que junto con un punto de suerte son necesarios para conseguir las metas en un deporte de resistencia. El logo me inspira rigidez y frialdad. No se si es lo que buscabas. Es sólo mi opinión, "yo también me puedo equivocar".
Si necesitas algo en lo que pueda ayudar, ya sabes que acepto encantado. Un saludo

Jonathan Martin dijo...

Si quieres experimentar con otro que correrá un IM, ya sabes, donde está. Mucha suerte!!!

davidiego dijo...

espero que a tus pupilos les quede mucha vida por delante, siempre creciendo a mejor, como ya ha demostrado esta mañana aquel joven salvaje que conocí el año pasado y que ha aguantado con humildad ni amilanarse la paliza de esta mañana, tanto la de los repechos y viento como la de los consejos.Seguro que no sólo van a aprender a dosificarse nadando, a montar en bici y a correr como gamos, sino cosas más importantes.

mucha suerte, un abrazo y que consigas un pequeño grupo alrededor, por lo menos la mitad de bueno como aquel de los que admiras.

tonicendon dijo...

Tu blog no tiene desperdicio hables de lo que hables me despierta un gran interés en el contenido y la forma de expresarlo, gracias por escribir.
Yo también pienso que Pablo tiene algo especial como persona y por consecuencia como entrenador.

Nacho Cembellín dijo...

Me quedo con la sensación de algo que te he oido y me ha gustado, hablando de tu junior. Lo importante es que acabe disfrutando de este deporte, consiga lo que consiga. Esa es la mejor base...;).

ATALANTA dijo...

Sobre todo me alegra un montón que te encuentres recuperado, con nuevos retos e ilusiones.
Seguro que serás un gran entrenador. Si en tu agenda entra también lo de entrenar globeros, hablamos para el próximo año, para cundo siente la cabeza.
Estoy en lista de espera para el Sahara (¿es que no hay carrera que se llene? ¿estamos todos locos?). Si no consigo entrar, iría a Sevilla. Con San Sebastián es el maratón más rápido de España, excepto los mal medidos que no mencionaré. Habría que tomarse una cañita junto a la catedral.
Oye, el Ironmanu y yo vamos a correr en Niza. Si te apuntas, habrá que hacer una cena charra.
Mucha suerte con tu nuevo proyecto.

Ishtar dijo...

Me ha gustado sobretodo que compartimos la idea de que un buen entrenador tiene que realimentarse de lo que le cuenten sus pupilos. Cada uno es un mundo y solo con esa realimentación se puede extraer el máximo jugo a la naranja que el deportista pone sobre la mesa :-). Además, este es un deporte tan joven que hacer aseveraciones sobre la manera de entrenarlo es hasta peligroso.

Como ex de P ;-), creo que has elegido buena referencia, porque además consigue algo complicado, que es sacar un buen rendimiento sin romper a sus triatletas, y eso es dificilísimo (sobretodo cuando se trata de triatletas novatillos), además de formar una base sólida y duradera. A Iván no le conozco, pero lo que está consiguiendo en Mallorca la verdad es que es impresionante.

Mucha suerte en esta nueva andadura tuya y ya nos contarás cómo va funcionando :-). Por cierto, el logo me encanta :-).

BEsicos!

magopepo dijo...

Hola Clemente, muy buenas.

A Ivan no tengo el gusto de conocerle. A Pablo sí, de hecho es un lujo tenerle como entrenador, aunque mi caso sea un poco atípico. Desde luego, no es mala referencia.

Te deseo lo mejor en el futuro.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Pues me uno a la corriente de felicitación. Me alegra mucho que hayas decidido transmitir toda tu experiencia y conocimientos. Y sobre todo me alegro de que todo vaya mejor respecto de tu salud. Si un año de éstos consigo un trabajo que me permita entrenar en serio, me gustaría (como todos) averiguar dónde están mis límites. Un abrazo!
Pdta: Me uno a la oferta de Atalanta. Si te vienes a Niza, podemos hacerte de "gregarios": Te llevamos la bici y las cosas; pero eso sí, tendrás que esperarnos al final!!!!Jejeje!

akela dijo...

Hola Clemente:

Sigo tu blog desde hace tiempo (me lo recomento Nacho cuando el empezaba a escribir el suyo) y nunca te he comentado nada -aunque me gusta mucho como escrtibes y las cosas que cuentas-, pero esta vez si quiero desearte mucho éxito en esta etapa de entrenador y también como no en tu vuelta al tri, poco a poco se va viendo el horizonte y cada vez está más cerca.

Pues eso, que te deseo lo mejor.

Besicos

Clemente Alonso McKernan dijo...

Hola a todos y perdonad la tardanza en contestar vuestros comentarios, como siempre, tan bienvenidos.

Diego, ya te iremos leyendo para ver qué tal te van los entrenos, seguro que bien. Gracias, empiezo a estar rehabilitado para correr tras ese sedentarismo forzoso.

Sergio, gracias. Por otra parte concienciar a políticos de un sitio pequeño (p.e. Salamanca) no es muy fácil. En ciertos sitios no se invierte en salud, se ve como dar una calle de natación (p.e.) para cuatro colgados. No sé Talavera, pero Salamanca tiene unos políticos A S Q U E R O S O S. Hablo desde la ignorancia, pero no creo que la ciudad de España con más licenciados (3C) sea tan obtusa a la hora de gestionar el deporte como ésta; eso espero, por vosotros.

Furacán... vamos a entrar ya en categoría "prepureta" menos mal que tenemos unos sindromes peterpanescos galopantes.

Javier, nos vemos en Sevilla.

Pablo, lo dicho es justo por ser cierto. Con esa grupeta me apunto en cuanto pase por allí

Jaime gracias por el cumplido y el consejo. La Maraton es un cuasi-ensayo cardiológico-deportivo si me dejas que me invente las palabras. Me interesa ver qué tal voy con el antiarrítmico en fatiga, deshidratado, iones posiblemente algo alterados, etc. Corriendo en el IM será lo que será, haré Lanzarote o Niza sólo para aprender.

Luismi, qué monazo de ski de fondo tenía. Hay que repetir, que me voy viendo un poquito más en forma. 1"abrazazo"

Robert, muchas gracias.

Ferroman, gracias. Seguiré aprendiendo, pero espero equivocarme lo mínimo con los demás (donde soy bastante más prudente), que conmigo mismo siempre he sido un poco más impetuoso.

Gracias, Sonia, eso lo dices porque tuviste un sparring cojonudo en la Sansi salmantina (iba motivadísimo para evitar que me soltaras,ggg).

Richard, muchas gracias.

Ramón, la verdad es que la Dra. Boraita se ha portado muy bien. Gracias, a ver qué sale...


Miguel, del logo es lo que tiene el color del acero, color que queríamos para este deporte que empezó con el IRONman. Las tres bandas estan entrelazadas e integradas en una sola cosa como pretendo yo que sea el triatlón (no 2 y media). Te agradezco el apunte igualmente. Gracias, pero ¿no te animarás para Sevilla?


Jonathan, gracias. A ver si te apuntas a la grupeta de bici y la resucitamos.

David, gracias. A ver si conseguimos entre todos hacer ese grupo salmantino que se ha perdido.


Tonicendon, yo también creo que la personalidad tiene un papel importante (ahí ya no sé si yo podré hacer algo con la mía,jaja). Gracias.

Nacho, gracias. Me gusta mucho la actitud que tiene Miguel ("mi junior"), es importante también.

Atalanta, esa cena se puede hacer de todas formas. Avisame si vas a Sevilla. Gracias.

Ishtar, totalmente de acuerdo. De Ivan Muñoz quizá no te pueda decir mucho más de lo que te he dicho, pero echale un vistazo al blog y fijate en la forma de contar cómo hacen las cosas. Ilusión.

Magopepo, muchas gracias. Pues si me apunto algún día a la grupeta ya nos conoceremos.

Ironmanu, a ver si sale ese curro. MAntengo lo de la cena.

Akela, muchas gracias. Yo te sigo también por los comentarios que dejas por ahí

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

Te deseo todo lo mejor en tu andadura dentro del mundo del entrenamiento en el que como todos sabemos ya has estado de una u otra manera.

Dices que esperas no equivocarte mucho, pero seguro que te equivoscas, es normal eso lo hacemos todo. Lo bueno que vas a tener que eres una persona inteligente y aprenderás de esos errores para poder ir creciendo día a día.

Tienes algo muy bueno y de lo que carecen muchos entrenadores y es la sabiduría sobre fisiología, al final el entrenamiento se basa en eso, en fisiología pura y dura ya que es la única manera de saber que hay que hacer para poder conseguir ciertas modificaciones en el organismo de un deportista y así poderle sacar el 100%.

No se que formación tienes sobre teoría del entrenamiento, que quieras que no también es algo importante ya que unido a los conocimientos de fisiología te harán ser un crack

Pero lo fundalmental desde mi humilde opinión es el raciocinio y por las cosas que escribes veo que lo tienes. Como yo siempre digo "todo no está en los libros"

UN abrazo y muchísima suerte

Isadora dijo...

Responsable, constante, creativo, implicado, experimentador y muy muy perfeccionistaaaaaa.

A veces querer llegar a hacer las cosas perfectas nos juega malas pasadas, nos da rigidez y perdemos ventaja. Puede que esta característica sea la que haya que aflojar un poco para que todo fluya mejor. (No es más que una opinión).

Si ya has empezado con tus chicos, cómo están yendo a tu parecer los comienzos?
Tienen mucha suerte estando contigo. (No hay mas que leerte para darse cuenta).

Corazón sólo tenemos uno... días, carreras y competiciones más que longanizas.
Cuídalo mucho ahora que lo necesita y ve pidiéndole POCO a POCO para que al final te responda como un toro a todo lo que le exijas.
(Poco a poco está escrito con mayúsculas?).
:)))

La ilusión y las ganas que se te notan son importantísimas.

Enhorabuena por todos los progresos.

Saluditos