martes, 23 de diciembre de 2008

Amigos S.L.

Lo siento, yo me me incluyo entre esa gente que afirma que no le gusta la Navidad. Es como una especie de moda, que rechazar esto, ya sea por renegar de la tradición o del “consumismo consumado” de estas fechas, es como “cool” (que es “cool” decir “cool” en vez de “guay”, “chulo” o de “puta madre”). Para mí, con la arbitraria fecha del cambio de año, me da por recapitular, como en mis cumpleaños, y, conforme sólo con ser inconformista (un defecto más), se me hace que puedo hacer las cosas mejor. Y aunque no lleguen a ser fechas de echarse cosas en cara, uno no puede evitar estar algo más austero con el furor navideño, con la mente puesta en el año que se nos abalanza encima. Sólo hay un motivo por el “perdono” estas festividades: el reencuentro con los amigos.

Edu, Héctor (guiñando los dos ojos), Berti, Daggi, Andoni y Álvaro. Famoso "Donfri", primavera 2004.

Toni, Craig (mis amigos-familia kiwis) y "servidor". Cerca de la bahía de Sydney, Nov 2006
Volví hace poco de hacer una de mis visitas, de costumbre por estas fechas, a mi abuela. La visita suele consistir en afrontar un torrente de verborrea pacientemente contenida, como quien prepara un alud, aplicada generalmente a historias caducas, como una especie de consuelo temporal para esa vieja compañera, la soledad. Mi función es capear el temporal, permanecer de pie ante la avalancha. Ser una especie de figurante, un público más o menos implicado, más menos que más, que mucho tampoco importa. Me llama mucho la atención el enfoque que la soledad aplica a las cosas, enrevesamos mucho más las cosas. Pero es esa soledad la que nos da el espacio íntimo para reflexionar, como ahora mientras miro por la ventana cómo se ha deshecho toda la nieve de hace unos dias. Y es precisamente en esa soledad en la que empecé a pensar el otro día en los amigos, una vez más, recordando un reciente viaje a Las Palmas, donde nos hemos juntados unos cuantos que la casualidad y la necesidad han esparcido por la geografía española, para quedarnos en casa de Pedro.

Pepe, Piter (o Pedra, Pietro, Pierre, Piotr, como se prefiera), Javi y "servidor". Fiestas del Pilar 2004

Algunos de nosotros tenemos la mala suerte de haber presenciado la triste y progresiva diáspora de nuestros amigos, sobre todo los que venimos de una ciudad de provincias; provincias desgastadas, marchitas, destinadas a convertirse en lo que yo llamo un cementerio de elefantes (con una política que nada piensa en los jóvenes, por mucho que se trate, en mi caso, de una ciudad universitaria; se trata de una especie de gerontopolítica). Dicho cementerio condena al éxodo, en busca de oportunidades con futuro u oportunidades, a secas. De manera similar, algunos de los que nos quedamos, tenemos la sensación de estar en el exilio, aunque, como ya he dicho alguna vez, sean otros son los que se han ido. Quizá la opción sea marchar también.

Cena del mytic's club: "servidor", Aythami, Carlos, Juan y la cabrita. Madrid primavera 2004

Mientras volvía del pueblo de mi abuela, conduciendo bajo la lluvia, pensaba distraídamente en la necesidad de cambiar los limpiacristales, cosa que pospondré hasta el verano por dejadez, cuando ya no haga falta, y sin querer me perdí en mis divagaciones recordando el tiempo que llevábamos sin juntarnos antes de ir para allá. Aplicamos la palabra amigo para casi cualquiera, sean de verdad amigos, amiguetes o conocidos. Mi amigo Juanma suele afirmar que un amigo es aquel que puedes llevar años sin ver y, cuando lo vuelves a ver, es como si hubieras estado tomando unas cañas el día antes. Yo llegue un día más tarde a Las Palmas, mientras Jordi luchaba por volver a la vida después de salir la noche antes. A los cinco segundos yo era uno más diciendo tonterías, principalmente y por no desentonar, soltando pullas que encierran más cariño que el más sincero de los abrazos. Realmente el momento del reencuentro no fue nada extraordinario, porque la amistad es algo intemporal. Vino a encajar a la perfección la definición de Juanma.




Arturo y Juanma. Fuenterrabía 2005?





Arturo y Salvatore. Birdland, Salamanca, 2005?

La primera noche que salimos allí en Las Palmas, yo, en mi paranoia hipocóndrica cardiaca, me fui a dormir pronto porque no me encontraba del todo bien y andaba algo taquicárdico (probablemente andaba más bien taquipsíquico, es decir, pensando más de la cuenta; pero cada uno con su hipocondría). Eso, unido a la necesidad de hacer bailar a alguien que, como yo, no baila (por respeto al género humano), me espantó y aproveché mi elevado pulso para salir corriendo como el que le sube las vueltas al coche para salir quemando rueda. Me despedí a la francesa dejando un “Á bientôt!” a merced de la brisa marina y del olvido, y me fui dando un paseo por la playa de Las Canteras, desde la Cícer, silbando probablemente algo de Wagner o de George Dann y arrepintiéndome prematuramente de haber viajado hasta allí, pues por mi historia sanitaria reciente no estaba en condiciones mentales de acompañar al resto del equipo de fiesta por la noche. Sin embargo, lo bueno de los amigos es que las explicaciones son algo casi inútil; al menos no son algo imprescindible. Y de hecho, yo no me anduve explicando mucho, sencillamente al día siguiente me acoplé de nuevo a las actividades sin más trascendencia. Todo fácil. Y no anduve pensando más en cómo me encontraba y fui un número más. Todo fue perfecto simplemente porque no tenía la necesidad de serlo.

Jordi y Pietro, probablemente compitiendo por ver quién dice la tontería más grande. Agaete (GC) Dic 2008

Transcurrieron un par de días como sólo en la mejor compañía pueden pasar: demasiado rápido, demasiado contento por el presente y , a veces, con un deje de tristeza desapercibida por lo inminente de la despedida.

"Servidor" y Guayo, personaje hiperactivo. Fuengirola Oct 2008

El día antes de volver, subíamos para Tabadaba en un pateo descrito como una “payufada”, sea eso lo que sea, y yo iba pateando un poco por libre como es mi costumbre (y más desde que tengo que contener mi ímpetu en lo que a la actividad física se refiere). Después de haberme desviado un poco, subía sólo, oyendo el compás de mi respiración, intentando convencerme de que éste no era excesivo, haciendo altos para contemplar las vistas de Agaete y pensando, a ratos, en estas cosas que acabo de mencionar. No me resultaba particularmente especial llevar tres días de risas, de complicidad, de sentido del humor compenetrado, ni tampoco el reencuentro con los amigos perdidos al amparo de un clima benévolo que todo lo facilita, a pesar de las pocas horas de sueño. Lo que descubrí, como algo especial era sentir que uno pertenecía a ese sitio, fuera donde fuera, mientras fuera con los amigos, esa limitada sociedad.

Excursión a Tamadaba: Cris, detrás Nayra, Fer Cabellos, Piotr, "Fede" y Jordi. Dic 2008

Me pareció un contraste algo triste el de la plenitud que la amistad puede proporcionar con la soledad de mi abuela, y me arrepentí, una vez más, de no haber tenido la paciencia suficiente con ella...



"Servidor" asustado con el flash amarillo, Jose Antonio y Silbia. La latina, julio 2004

Ayer, ya en el marco de las vacaciones de Navidad, nos juntamos Arturo, Salva, Juanma (recién llegado de Tarifa) y yo como si nos hubiéramos visto el día antes y nos bebimos unas cervezas y charlamos con la normalidad de siempre, contentos (al menos yo), sabiendo que los amigos siempre van a estar cerca, por lejos que estén geográficamente. Nos dieron las tantas.


"Servidor", Edu, Bernar (posando de uno de sus dos lados buenos), Berti, Álvaro, Pilu y Rocio. Madrid, primavera 2004.


Cuando pasen estas fechas y nos separemos de nuevo, uno debiera estar un poco más melancólico, inmerso “solo” en los rigores del invierno castellano, en la austeridad emocional de la meseta. Pero de la misma manera que, cuando nos encontramos, parece que nos hubiéramos visto “ayer”, me contento pensando, al invertir los términos, que no pasa nada, porque, si acabo de verlos “hoy”, los voy a volver a ver “mañana”…


"Servidor", "Mery" y Evita "Dinamita". Volando a Panama al inici0 del Tour Honduras-Perú-Sto Domingo 2007


***


Sito "Sherpa", Peter Table y Mario, en la cima del Ras, Atlas, Marruecos, Enero 2007.


Por cierto, ¿queréis una perla de sabiduría rural de mi abuela? Ahí va un pedazo de conversación con mi abuela el otro día:
- Todo lo que sale en la tele es mentira ¿verdad?
- Todo, abuela, todo menos el Pressing Catch.Ahí queda eso.






Pietro y yo, rodando, que no todo va a ser soledad entrenando. Verano 2007, Madrid.

15 comentarios:

javier dijo...

Feliz navidad y ha recuperarse vaya con el guayo de Fuengirola mas que una cerveza.. se bebio tres por lo menos.

nos vemos en el 2009 en el trialandalus.

davidiego dijo...

pues que siga.
has continuado la entrada anterior, dejando hablar a los demás de ti.
de vuelta te arrepientes de no tener la paciencia, pero hay que pensar eso en la tormenta, que la verborrea es grande y a veces las velas no están preparadas.

Triluarca dijo...

Los amigos,,,,

Ruth dijo...

interesante recapitulacion de fotos.A diferencia de la mayoria de los triatletas, (entre los cuales me incluyo), no son del tri de ... o del tri de...

Nacho Cembellín dijo...

Qué no es mentira el pressing catch??..;) preguntáselo a Joaquín Reyes en Celebritys y su Muchachada con Hulk Hogan... jo que chorrazo!!!.

Talin dijo...

Un 2009 con muchas más fotos de estas. Un abrazo

Furacán dijo...

Muy buena esa definición de amistad, estoy de acuerdo, lo que distingue un amigo de un colega (que tampoco es nada malo por otra parte)
Que nunca te falten!
Pásalo bien.

Miguel dijo...

¡Sal ya de la melancolía! Necesitamos al Clemente de "La oreja diabólica".
Me saludas a Juanma, Salva y Arturo un día de estos que los veas.Gracias

stani dijo...

Acho! has probado a sonreir en las fotos?, es por cambiar una vez, jajaj.
Yo no llegué a conocer a ningún abuelo ni abuela y no sabes lo que daría por haber podido hablar alguna vez con ellos... En cuanto a la amistad ! más razón que un santo! feliz navidad o solsticio de invierno(lo importante es celebrar algo)olé

Clemente Alonso McKernan dijo...

Hola todos y gracias por los comentarios. Por cierto, feliz solsticio de invierno y feliz navidad si acaso también.

Javier, más que tres. Un fuera de serie mi amigo Guayo, el mejor contando chistes.

David, falta alguna foto de alguna de nuestras salidas en bici.

Jaime, eso mismo, los amigos...

Ruth, entre los amigos cercanos, los triatletas vienen a ser una minoría. El triatlón es una cosa más de las que hago, la principal muchos años, pero no la única.

Nacho, muy buenas en ese video las llaves que le hace al maniquí. Ya lo tenía visto. Nui!

Talín, igualmente, un abrazo doc.

Furacán, es bueno, pero puede llevar a engaño confundirlos.

Miguel:
"Mas a minha tristeza é sossego/
Porque é natural e justa/
E é o que deve estar na alma/
Quando já pensa que existe/
E as mâos colhem flores sem ela dar por isso"
(Fernando Pessoa)

Son épocas y el otoño terminó hace unos días, y empezo la lucha de la L a la S hace poco.

Stani:
"Una vez, sonreí de pequeño... y no me gustó" (Eugenio). Feliz solsticio de invierno, que hoy estoy un poco más celta, pero celta que dice "olé"

ATALANTA dijo...

Es curioso. Eso que comentaba tu amigo de que por mucho tiempo que pases separado, si te encuentras con un amigo de verdad es como si hubieras estado con él anteayer es algo que nosotros hemos expresado varias veces de la misma forma. El núcleo duro jaramuguil lleva junto desde que éramos enanos en la escuela y prácticamente somos como hermanos. Cada vez valoro más esos momentos, esos instantes de charla y de risas. De las mejores cosas de la vida.

Siguiendo a Nacho, qué disgusto el pobre Hulk HOgan cuando se enteró que su vida era una farsa. "Ya decía yo que me parecía que no le había dado y me respondían que era todo técnica". Ostras qué bueno. Y las pastillacas tomadas bajo supervisión del encargado del gimnasio...Antológico.

Ramón Doval dijo...

Qué razón tiene Juanma. Gran definición de amistad. A mi mejor amigo lo veo cada cinco años -¡y es de Murcia!-: la antepenúltima vez fue en su boda; la penúltima,en la mía; y la última, jugando al tenis, contra un cliente mío, en el mundial para veteranos, ¡en NZ! (por casualidad).
Preciosa entrada, aunque estamos deseando volver a ver la otra faceta del William Wallace que llevas dentro (el fin de semana pasado murió mi abuela -muerte súbita del bebé, creo,... con 102 añitos-, así que me he identificado con vuestras conversaciones).
Teic kear y vuelve pronto. ¡felicidades!

Emilio dijo...

Es muy cierto krak, ademas estar fuera supone dejar de ver a mucha gente aq en los reencuentros es donde se ven de veras a los amig@s de verdad eh? Cuidate y animo con esos entenos¡¡

Ishtar dijo...

Pues sí, la Navidad es un rollo absoluto, pero si, como dices, sirve como excusa para que unos amigos intenten sacar un rato en cada una de sus complejas vidas para sentarse alrededor de una mesa, bienvenida sea :-).

Besicos y feliz año!!! (que eso del Nuevo Año sí que me gusta más, que suele implicar muchas cosas, muchas reflexiones y, sobretodo, muchos actos de contrición jeje)

Clemente Alonso McKernan dijo...

Atalanta, Ramón, Emilio,Ishtar, disculpadme, he estado un poco "pasota" con este blog. Gracias por los comentarios

Atalanta, yo a me considero suscrito a la verracada 2009

Ramón, siento lo de tu abuela.

Emilio, cada vez me resulta más duro estar fuera.

Ishtar, ay las reflexiones de año nuevo, qué miedo. Nos vemos el lunes. Besos

Gracias a todos y un saludo